martes, 18 de abril de 2017

Este jueves un relato con fecha...

Os dejo primero el café......


Resultado de imagen de café cerdito

... las galletitas... 


Imagen relacionada


... y a leer!!!



Trasladada por una mula desde la periferia del pueblo hasta la plaza central, llegó hasta el cadalso abochornada por los gritos de la multitud y los gruñidos de las bestias. Amputaciones en rostro y piernas concluyeron con ubicarla en la horca de madera para que los borbotones de sangre acabasen pronto con su vida. Siguió el espectáculo con el paseo del cadáver por las principales calles de la ciudad, arrastrada por la misma mula, para dar oportunidad a los vecinos de insultar con ganas a la criminal infanticida. Tras volver a la plaza y realizar las tres vueltas reglamentarias, se colocaron los sanguinolientos restos sobre la leña y se procedió a encender la hoguera bajo los vítores de los asistentes.
Muchos salieron beneficiados del hecho, el que preparó su sustento las tres semanas de encarcelamiento y los nueve días que duró el juicio, el verdugo que logró su sueldo y unos guantes nuevos, el sastre, los carpinteros, el soguero, el carcelero, el cuchillero, el dueño de la mula, el guardia de la escolta y, probablemente, algunos más.
El Tribunal de la Santa Inquisición la había juzgado sin clemencia, sin importarle la edad o los ricos ropajes, chaqueta, calzones, calzas y guantes blancos, por la muerte de un bebé de tres meses llamado Jean Le Maux, y había dictado sentencia el 1386. Ningún sacerdote escuchó su confesión, no porque no quisiera, sino porque las cerdas podían ni pueden hablar.

Resultado de imagen de La cerda de Falaise


HISTORIA BASADA EN UN JUICIO REAL DE LA INQUISICIÓN NORMANDA SOBRE UNA CERDA QUE SE COMIÓ AL BEBÉ CITADO (NOMBRE VERDADERO) HIJO DE UN ALBAÑIL.

17 comentarios:

  1. Ay Dios que barbaridad!!, la cerda se comió un bebe, que horror, y luego la enjuiciaron y le dieron muerte, tal ves después de eso se la comieron con ensalada,...bueno pero eso ya no dice el relato,...amiga de mucho tiempo paso a visitarte, espero estar mas seguido,...

    ResponderEliminar
  2. Siendo una cerda de alcurnia, a juzgar por sus ropajes, se come al bebe del albañil como señal de clasicismo. ¡Anda que no he liado el relato! Te dejo un abrazo y me voy antes de enredarlo mas

    ResponderEliminar
  3. La Inqusición hacía cosas como esas. Frecuentemente con seres humanos. Así que la identidad de la ejecutada fue toda una sorpresa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ahhhh..Kafka hubiera alucinado...
    Salut

    ResponderEliminar
  5. Has hecho bien al ofrecer el café y las galletitas, antes de la lectura.
    Me he quedado sin ganas de tomar nada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me has dejado muerta.¿se puede saber de donde sacas estos relatos tan sagrientos?? aqui decimos "de sang i fetje" Ni Dante lo hubiera expuesto mejor. un abrazo muy grade,amiga

    ResponderEliminar
  7. Lo primero gracias por tan suculenta merienda me sentó de maravilla sino hubiera sido por lo leído después , hay que ver que desastre causo la cerda ... y que muerte más cruel .
    No sabía la historia gracias por compartirla .
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. TREMENDA HISTORIA!!!!! GRACIAS POR COMPARTIRLA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  9. Pues yo que soy partidario de una justicia igualitaria estoy muy de acuerdo con ese proceso. Eso sí, para que hubiera sido un juicio justo deberían haber contado con un traductor que permitiera entender el alegato de la acusada.
    Muchos besos y perdona que no te haya enlazado, no me había dado cuenta de que lo habías publicado.

    ResponderEliminar
  10. Vaya tela con la cerda! Con lo ricas que estaban las galletitas me están brincando en el estómago despues de leer esta sorprendente historia.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  11. Parece mentira que sea real; pero siempre hay gente loca en el mundo y en esa época se cometieron muchas atrocidades.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué se podía esperar de la "Santa " Inquisición?

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! ¡Qué horror! Aish, pobre cerdita, lo que pasó, pobrecita, mira que someterla a semejante crueldad >.<

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. No nós hubiera sorprendido si semejante tortura se la hubiesen aplicado a un humano. Siempre nós traes cosas impulsadas jaja Beso

    ResponderEliminar
  15. Historia rarísima, y muy fuerte.
    Me ha lamado la atención cuando hablas de los beneficiados y a los vítores de los asistentes. Hay toda una parafernalia en estos asuntos preparada solo para eso. Sucede con la pena de muerte para los medios, se convierte en un show que da beneficios y vende.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Que locura!!, es hasta conveniente el castigo que se le dio, parece que todos ganan, menos la cerda y la victima claro
    Besito

    ResponderEliminar
  17. Pero cómo... Greenpeace permitió que ésto sucediera? No mandaron al Guerrero del Arcoiris a meterse en medio de todos ellos? No? Cómo que no?

    Ah, claro, me equivoqué de siglo...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar